DE MAÑANA. ¿Qué hago con mi vida?


Supongo que es una pregunta que por desgracia en este momento se están haciendo demasiadas personas. Y nada tendría de malo –más bien sería recomendable- si estuviéramos hablando de adolescentes, jóvenes iniciando su camino vital o profesional o de aquellos que han sufrido rupturas físicas, afectivas o emocionales, que les colocan directamente en  la casilla de salida.

No, yo no hablo de lo normal. Hablo de lo anormal de los días de muchos de nosotros. De lo anormal de no tener ya ni pasado, como si hubiéramos llegado hasta aquí por generación espontánea. Hablo de lo anormal del término “reinventarse” como receta universal y mágica prescrita por lo gurús de este tinglado, a los que, realmente, querría ver en algunas situaciones concretas, con  algunos recursos concretos y los días pasando, concretamente, a costa de la salud.  
No, yo no hablo de lo que siempre ha funcionado. Hablo del desaguisado de informaciones, teclas, mercados, mercancías y mercaderes. De ventanas, lanzaderas, escenarios, pócimas, etiquetas, colas, espacios, gráficas,  tráfico, fans, tormentas,  ideas, sendas…

Noyo no hablo de ignorancia. Hablo de la imposibilidad cierta y dolorosa de no ser multidisciplinar, de no poder gestionar el futuro en red o en un oportuno tuit. El tiempo avanza a grandes zancadas y nada es más difícil que reciclarse y volver "reinventado" a un ciclo -del que ya te tocaba ir saliendo- desconcertante, inesperado, tan viciado ya como desconocido, raro, cansino, largo y muy penoso para algunos de nosotros.  

No, no digo que abandone.  Soy muy consciente de que seguramente estoy en el mejor de los lados, pero cada día, cada noche y  cada rato, cargo con la fatiga de todos quienes queremos volver a ser. De cualquier forma posible ya, menos de excedente.

 #demañana #piensoenalto  #comparto 

Comentarios

T3ntacion3s Delantales ha dicho que…
¿Me has leído la mente?
¿Pero que hacer? Cuando la edad es un lastre, la salud no ayuda y el entorno te da la espalda...
Aparecen los buitres que acechan, indiferentes de apariencia, pero atentos a cualquier despiste y quitarte hasta la poca voluntad que te quede.
Hoy me levante pensando en la muerte, después de tanta tragedia, no es para menos, pero sigo pensando que cuando toca, toca, y duele, pero es ley de vida...
En fin, ANIMO, que me gusta leerte. :* <3
caminos de (v)ida y vuelta ha dicho que…
¡Gracias por tu visita y tus palabras, T3ntacion3s, lo primero! Hay que seguir como sea y a pesar de tanto tóxico y de todas las dificultades añadidas. Los tiempos están revueltos y el cambio de era es más que evidente. ¿Qué hacer? Aferrarse, ser fiel a uno mismo y muy constante. Nadie puede asegura los buenos resultados pero sí una conciencia tranquila y eso, es un éxito. Terrible el accidente aéreo. Un horror para el que nunca estermos preparados. ¡Ánimo! Seguimos...