BALTANÁS (Palencia) (I)



A una hora de la puerta del CAMINO -o lo que es lo mismo, a unas veinte canciones- se encuentra Baltanás, municipio de la provincia de Palencia que está formado por dos localidades, Baltanás y Valdecañas de Cerrato.


Rico en historia y patrimonio y con formidables paisajes, sustenta la capitalidad histórica de la comarca del Cerrato Castellano y la capitalidad del Cerrato Palentino.


El Cerrato


El Cerrato Castellano, comarca natural que comprende las provincias de Palencia, Valladolid y Burgos, es un  territorio de cerros, recovecos y contrastes. Un total de 88 poblaciones (42.000 personas) con un paisaje y una historia en común que les confiere  identidad propia y singular.

Al Cerrato Palentino, situado al Sur de dicha provincia, es el  río Pisuerga, con sus afluentes y arroyos, quien le  aporta frescor y la  tonalidad verde que destaca y sorprende entre sus ocres.



Un lugar para vivir

No sé por qué razón nunca había visitado Baltanás, aunque arrastraba ganas y curiosidad, avivadas por  la gran y variada difusión que desde diferentes ámbitos hacen desde este municipio en las redes sociales. Este año, envuelta en un otoño magnífico y explosivo, no lo he dejado pasar  más.


Con una población que pasa de los 1.300 habitantes, el municipio ha apostado por el crecimiento, o al menos por no perder población. No es de extrañar entonces, que  lo primero que encuentres al llegar -y la verdad, es que a mí me sorprendió mucho- es un polígono industrial de 64.970 m2 a disposición de nuevos inversores.

Desde la página web del ayuntamiento, y acorde con esta  filosofía,  lanzan una invitación rotunda,  no solo a visitar el pueblo, sino a quedarse: ¡Ven a vivir! 


Su alcaldesa, en una entrevista ofrecida a la revista Emprearios da algunas claves y muy  buenas razones para aceptar la invitación:  “… creo que tenemos mucho futuro, por nuestra situación geográfica, por nuestras gentes y su amor,por el trabajo bien hecho, estamos vivos también porque hay mucha gente joven… Es un sitio en el que se vive muy bien”.




Y es que Baltanás, además de ofrece servicios suficientes (incluso un buscador de empleos cercanos), se encuentra en un entorno privilegiado y está bien comunicado. 


Una experiencia enriquecedora y serena -justo la que necesitaba- fue perderme por sus calles un sábado de feria; dejarme sorprender por cada rincón, cada vecino que amablemente respondía a mis preguntas; perder la vista y encontrar en las esquinas los contrastes de esta tierra que no deja de pelear por seguir haciendo historia e historias.


Tres motivos hubieran sido suficientes para visitar Baltanás: Museo del CerratoBarrio de las Bodegas y  Feria del Queso y el Vino.  Pero hay más, la tierra y sus gentes: un carácter único.

En la siguiente entrada os lo cuento.




Página visitadas:  Ayuntamiento de Baltanás y Turismo Cerrato ¡Gracias!





Comentarios

Germán López Bravo ha dicho que…
!! ME HA GUSTADO MUCHO !!
caminos de (v)ida y vuelta ha dicho que…
Muchísimas gracias, Germán. Lo pase formidable paseando por Baltanás, ¡menudo ambiente! Además me pareció precioso, sereno y acogedor.
Me queda redactar y publicar una segunda parte sobre el Museo, la Feria del Vino y el Queso y y las bodegas. No sé si eres de allí... si lo eres ¡felicidades!
turismocerratocastellano ha dicho que…
Muchas gracias a vosotros por difundir lo que son, lo que cobijan nuestros pueblos. Y en este caso del Cerrato y Baltanás. Ánimo en vuestro trabajo, y si en alguna ocasión os volvéis a acercar a Baltanás, no dejéis de poneros en contacto con nosotras TURISMO CERRATO - 645 681 551 turismocerratocastellano@gmail.com
caminos de (v)ida y vuelta ha dicho que…
Qué ilusión todos los comentarios y la buena aceptación del reportaje sobre Baltanás. Mi visita fue muy corta, pero bien aprovechada y si lo que me llevó fue la gran difusión que hacéis de vuestra riqueza, lo que me traje fue una sensación de haber encontrado un lugar precioso, en movimiento y sereno que mostrar y donde volver. Muchísimas gracias, no dudéis en que utilizaré ese teléfono en mi próxima visita. Saludos desde el CAMINO.