LA PARED DE LOS POETAS. Rosario Pato




                                                dejas siempre las luces  de tus recuerdos  encendidas
                                                por si fuera posible todavía seguir cegando  a quien me mira
                                                das  largas explicaciones que ni te piden ni explican
                                                y tu mejor excusa es una pirueta imposible
                                               que  ejecutas
                                               de forma  magistral y con soberbia
                                               ante mí y ante mi  mundo entero
                                               como si la verdad no existiera
                                               yo podría haber vivido  toda la vida
                                               en ese hueco pequeño y frío  que habilitaste para mi
                                               y seguir  siendo  quien dispusiste que fuera
                                               pero yo ni soy ni era como predicas
                                               y aunque no quieras
                                               en algún momento cada  día
                                               doy sombra
                                               y mi sombra cobija y obsequia
                                               y mi sombra feliz avanza conmigo y me persigue
                                               y  no lleva tu estigma
                                               sobre el suelo mi cabeza se refleja alta y firme
                                               mi corazón amable y solitario
                                               y  tú
                                               tú  como una enorme señal que prohíbe el paso

Rosario Pato. Valladolid, 8 de junio.
Puedes escucharlo aquí: 






Música "Tu silencio" de Bebe ¡Gracias!








Comentarios

Rosa Betriu ha dicho que…
Precioso, me llego muy al fondo de verdad, muy buenas noches!!!
caminos de (v)ida y vuelta ha dicho que…
Muchísimas gracias, Rosa. Tener un tóxico siguiéndonos los pasos es una difícil carga. Descubrirlos, desarmarlos, neutralizarlos una tarea larga y costosa, pero posible. Yo tengo mi toxico particular y creo que por fin -¡ni te imaginas loa años!- voy ganando la batalla. Buenos días ya.